Naturopatía

La Naturopatía es la ciencia que observa y estudia a la persona de forma totalmente integral, y así mismo aporta los remedios necesarios de forma totalmente integrativa, favoreciendo los procesos fisiológicos hasta obtener el bienestar total en la persona, o mantenerlos a lo largo del tiempo si es que se está sano.

Cualquier persona, caso y situación puede favorecerse positivamente con esa técnica ancestral.

Si tu caso no aparece en esta página, puedes consultarnos y te informaremos sin compromiso alguno.

La Naturopatía es la ciencia que estudia y aplica las propiedades y las aplicaciones de agentes naturales para el tratamiento de los desequilibrios que afectan a la salud de las personas, con el objetivo de mantener y recuperar la salud.

Nos aporta todos los elementos inocuos que la naturaleza nos ofrece y nos enseña a desechar los perjudiciales para la salud, incluyendo en este aspecto las leyes de la naturaleza que son las que realmente rigen la vida.

La Naturopatía promueve que el cuerpo es muy agradecido y siempre tiende hacia la salud, por ello lo mejor para curar el cuerpo es el propio cuerpo. Si este cuerpo está perturbado por factores como una dieta inadecuada, mala asimilación de nutrientes, falta de sueño, contaminación, tensiones físicas o emocionales, actitud mental negativa, etc…. se producen toxinas que influyen negativamente en la autocuración y la defensa frente a las agresiones exteriores, como virus y bacterias. Por lo que el organismo necesita de ayudas externas en ese proceso de recuperación de la salud.

Se considera la importancia de la interconexión entre cuerpo-mente-espíritu, pues nunca se da un aspecto aislado de desequilibrio, sino que toda alteración es causa de numerosos conflictos, así como nunca puede haber un estado de salud pleno sin estar en equilibrio todas las áreas de nuestra vida, por ello a través de esta técnica no se pretende luchar contra ninguna enfermedad, sino ayudar a corregir todos los patrones que generan estados negativos y de esta forma la propia capacidad regenerativa-reconstructiva-armonizante del cuerpo se encarga de hacer ese trabajo de aporte de bienestar.

La Naturopatía trata cualquier alteración de forma global, ya que el conjunto de una persona es inseparable, así como el de esa persona con su núcleo familiar, laboral y social. Algo muy importante a tener en cuenta, por ello el profesional naturópata tiene muy presente no solo la alteración en cuestión, sino también todo el contexto de la vida de la persona.

Otro de sus principales criterios, procedente de Hipócrates, padre de la medicina,  sostiene la premisa de que no hay enfermedades sino enfermos, al referirse más al terreno o a la predisposición a padecer cualquier tipo de enfermedad, debido por ejemplo a un sistema inmunitario deficiente, malos hábitos de vida, falta o exceso de movilidad, respirar aire contaminado, alimentación antinatural, consumo de sustancias toxicas, pensamientos negativos, así como alejarse de las leyes de la Naturaleza, entre otras. Por ello, no se enfoca solo en el tratamiento local y puntual de la desarmonía,  sino que también enfoca gran parte del tratamiento en el terreno, es decir, busca las causas y el origen que han provocado la dolencia para sanarla y evitar que reaparezca. Actúa también como preventivo determinando las tendencias patológicas de la persona según su tipo constitucional y su patrón de comportamiento. En caso contrario, solo sería eliminar síntomas, pero el problema podría volver a generarse.

La Naturopatía ayuda por medios naturales en cualquier tipo de alteración o malestar que se tenga; así mismo es muy efectiva como prevención, algo que afortunadamente se da más cada día.  Su misión principal es la de eliminar las sustancias nocivas, extrañas y perjudiciales que se puedan encontrar en el organismo (desechos, toxinas, venenos, células dañadas, etc.), y en su lugar aportar las sustancias útiles y sanas para depurar, y regenerar los tejidos.

El profesional Naturópata por lo tanto, no pretende luchar contra las enfermedades propiamente dichas, sino que propone potenciar la salud del organismo y que sea éste de forma natural quien elimine los malestares y desarmonías.

Más que la enfermedad, en la Terapéutica Natural lo que existe es la persona y es por ello que el tratamiento ha de ser personalizado y con la terapia más apropiada en cada momento.

La Naturopatía la constituyen diferentes disciplinas, entre las que destacan: higiene, alimentación consciente, fitoterapia, aromaterapia, aguas, sol, aire, barros, movimiento, técnicas de terapia manual como quiromasaje y reflexología, técnicas respiratorias, relajación, técnicas de equilibrio psicofísico, así como la suplementación necesaria en cada caso ( oligoelementos, vitaminas, minerales, aminoácidos, sales, ácidos grasos, y demás productos terapéuticos de origen natural).

La Naturopatía ayuda en todo proceso terapéutico ante cualquier malestar.

Como resumen podemos decir que la Naturopatía es la ciencia que observa y estudia a la persona de forma totalmente integral y así mismo aporta los remedios necesarios de forma totalmente integrativa, favoreciendo los procesos fisiológicos hasta obtener el bienestar total en la persona, o mantenerlos a lo largo del tiempo si es que se está sano.

Todas las terapias que se ofrecen, así como los diferentes remedios, son complementarios al tratamiento asignado por su doctor.

Nunca deben de sustituirse ni modificarse las recomendaciones de su doctor, sin su previo consentimiento.