Détox

Nuestro cuerpo nos habla, tan solo hay que comprender su lenguaje, y nos informa de cómo se encuentra, como se siente, que necesita.

Se descuida mucho el cuerpo por falta de conocimientos y consciencia a la hora de alimentarnos y cuidarnos en general. Se cometen muchos abusos, se ingieren muchos tóxicos y se lleva cada vez una vida más antinatural que nos afecta negativamente, sobre todo el época de vacaciones, así como en general en celebraciones y fines de semana, donde no se conciben estas fechas sin excesos, sin una “buena mesa”.

El sistema digestivo se queja, pero el gran perjudicado de nuestra sociedad moderna y forma de vida actual es el hígado, gran órgano con muchas funciones que nos dice constantemente ¡para, no puedo más, necesito ayuda! pero al estar inmersos en el ruido y caos no le escuchamos. El hígado libra una batalla constante, para mantener nuestra salud.

Nuestro programa détox no solo está diseñado para el hígado, sería un error, sino para la depuración, desintoxicación y equilibrio orgánico de todo nuestro conjunto. Solo de esta forma podemos estar y sentirnos bien.

El hígado desempeña un trabajo monumental de transformación, regulación y depuración/desintoxicación del organismo, trabajando en conjunto con los demás órganos depurativos y emuntorios . Sintetiza proteínas a partir de los aminoácidos, el colesterol y las sales biliares, y también capta y transforma las sustancias tóxicas a las que usted se expone cuando come, bebe o simplemente respira, para poder ser eliminadas con mayor facilidad. Por ello, es fundamental mantenerlo en buen estado de funcionamiento.

Lo mismo sucede con el intestino, grandes cargas de tóxicos pueden acumularse en los pliegues intestinales ¡ hasta 6-7kg de materia tóxica! Que dificulta la asimilación de nutrientes y las correctas funciones orgánicas.

Y seguidamente podríamos hablar mucho sobre riñones, pulmones y piel.

Su cuerpo le pide détox, pero no con la toma de una pastilla milagrosa, sino a través de un programa adaptado a sus verdaderas necesidades. Solo de esta forma se produce el verdadero resultado.


Todas las terapias que se ofrecen, así como los diferentes remedios y programas, son complementarios al tratamiento asignado por su doctor.

Nunca deben de sustituirse ni modificarse las recomendaciones de su doctor, sin su previo consentimiento.