Antiaging

Seguro que quieres vivir muchos años, con salud y felicidad, incluso puede que quieras llegar a centenario de forma saludable. Pues es posible y vamos a decirte como.

Los sistemas antienvejecimiento están muy centrados en la parte estética, imagen y apariencia, pero esto no es posible si el interior no está bien.

Los verdaderos sistemas antiaging deben de estar centrados en el interior, salud y equilibrio, y lo demás el cuerpo lo hace por sí mismo. Depende que edad puede hacer falta una ayuda extra de suplementos, pero para facilitar el trabajo al organismo, o para recordarle como debe de funcionar correctamente, no para que esa ayuda haga el trabajo por el organismo.

¿Quieres saber qué hacer para ello? Leer el artículo competo.

En el envejecimiento, proceso natural del organismo,  actúan diversos factores, pero destacaos cuatro como la predisposición genética, constitución, sexo de la persona y estilo de vida.

Aunque hay otros como los hábitos y cuidados de los progenitores durante la gestación, incluso el año anterior a la gestación. Esto tiene una gran importancia en nuestra salud y vida de adultos. Así como también nuestra profesión y exposición a tóxicos ambientales, electromagnéticos, psico-emocionales y estrés entre otros.

Hay que mantenerse activo tanto física como mentalmente, pero sin excesos, con armonía, así como tener una actitud positiva hacia la vida en general y en especial mucho amor propio y paz interior.

Pero el 80% de la salud, antienvejecimiento y longevidad le corresponde a la alimentación, por ello es imprescindible  comprender muy bien este apartado y tomar plena consciencia de ello. Cada día se come peor, más comestibles, sucedáneos, desnaturalizados y sobrecargados de químicos, algo que perjudica gravemente y envejece.

Recomendamos la lectura de Nutrición Saludable Consciente en el siguiente enlace: …………………………………..


Todas las terapias que se ofrecen, así como los diferentes remedios y programas, son complementarios al tratamiento asignado por su doctor.

Nunca deben de sustituirse ni modificarse las recomendaciones de su doctor, sin su previo consentimiento.