OTOÑO: alimentación y cuidados.

Otoño

Llegó el Otoño y como sucede en las últimas décadas, cada vez el cambio  es más bruco, de un día para otro pasamos de la luz y color al aumento de oscuridad, acortarse los días y al frio.

¿Cómo ha cambiado el tiempo y el paisaje de ayer a hoy, verdad?  Son cambios visibles muy notables, los días se acortan, las noches se alargan, llega el frío y humedad, los árboles comienzan a despojarse de sus hojas.

Pues lo mismo sucede en nuestro interior, nuestro cuerpo nos pide cambios para poder realizar sus adaptaciones de forma correcta. Cuando no le facilitamos estas adaptaciones, nuestro cuerpo se congestiona, desarmoniza y da como resultado los resfriados, astenia otoñal, insomnio, tristeza, desmotivación, rinitis, dolores osteoarticulares y debilidad inmunológica que puede estar presente no solo durante el otoño, sino también durante todo el invierno.

El camino a seguir para adaptarnos al otoño y vivirlo de forma plena, enérgica y equilibrados es adaptar nuestra alimentación a las necesidades otoñales de nuestro organismo. Esto representa el 80% , el 20% restante se basa en ejercicio muy moderado, descanso, interiorización y calma.

La alimentación de otoño requiere dejar a un lado los crudos, azúcares, refrescos, planchas y alimentos fríos. Necesitamos desempolvar la olla, encender el fuego y hacer que los alimentos hiervan a fuego lento por largo tiempo. Calor, dulce natural y un poco de picante es lo que necesita nuestro organismo para estar saludable en esta estación.

Es muy importante elegir los alimentos adecuados. Nabo, chirivía, bardana, rábano, colirábano, coles, brócoli, coliflor, kale, rúcula, algas, jengibre, zanahoria, boniato, calabaza, castañas, mostaza, pimienta, cereales integrales, legumbres, frutos secos, semillas.

Pero aún más importante es la forma en que preparas estos alimentos, como los combinas y cocinas, pues la finalidad de la cocina terapéutica de otoño es calentar, fortalecer e interiorizar. Es la alimentación ideal sobre todo para el Intestino Grueso y el Pulmón, muy presentes en esta estación y que afectan directamente a todo el organismo.

En otoño comenzamos a dejar de lado los cocinados en aparatos eléctricos como paellas eléctricas, roborts de cocina y similares. Los mismos alimentos cocinados en estos medios debilitan, y cocinados al fuego de gas o en su defecto vitrocerámica, fortalecen. Debemos utilizar recipientes de calidad como ollas de titanio, acero inoxidable calidad quirúrgica, hierro fundido o barro natural sin barnices.

Haremos cocciones largas a fuego bajo, cuanto más lenta y larga la cocción, más revitaliza, remineraliza y fortalece organismo. Dejemos a un lado el mito de la destrucción de vitaminas, por favor. Es importante el uso de la sal en esta estación más que nunca, pero de calidad, sal marina natural, sin refinar, sin tratar, sin ningún aditivo. O bien añadir tamari, misos y similares.

Disfruta de tus cremas, sopas, estofados y horneados. Disfruta de tu cuerpo con salud.

Pero también hablábamos de un 20 % que tiene que ver con el estilo de vida, destacando actividad física y descanso, pero aún hay más. Las recomendaciones de bienestar más importantes en otoño:

  • Alimentación saludable adaptada a cada persona en particular para facilitar su sincronización con la energía del otoño.
  • Ejercicio físico moderado. Es el momento ideal para pasear por el campo, hacer yoga, taichí y similares. Ejercicio y prácticas que aportan flexibilidad, calma, interiorización, confort.
  • Descansar mucho. Si una estación se caracteriza por la necesidad de descanso es el otoño. Descanso, orden, calma, interiorización, introspección.
  • Práctica de respiraciones en la naturaleza o parque o terraza si el ambiente es limpio.
  • Tomar infusiones y tés, que tanto reconfortan y tan amplios beneficios nos aportan.
  • Evitar las ropas sintéticas, al menos en contacto con la piel. Y dar paso al algodón de calidad.

Otoño es una estación de máxima belleza, sigue estas recomendaciones para poder disfrutarlo con salud.

Ángel Pavón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *