Este verano, no bajes la guardia. Cuídate y cuida a través de un estilo de vida saludable y consciente.

Vemos parte de la población llena de miedo y la otra parte sin tomar medida alguna. La gran mayoría centrados en guantes, mascarillas y geles hidro-alcohólicos, aumentando con ello la contaminación ambiental, y otra parte esperando con resignación una vacuna milagrosa, pero muy pocos ocupados realmente en lo importante y necesario, un estilo de vida saludable en el que vamos a destacar la alimentación, pero no una alimentación más. Sino la que necesita realmente nuestro cuerpo.

Y tú ¿qué haces ante tu salud?  
¿te preocupas y procrastinas? O bien te ocupas y priorizas?

En los últimos 30-40 años se ha dado una gran transformación en los alimentos y hábitos alimentarios de la población mundial, provocados en la mayoría por manipulación de la industria alimentaria y acogidos con gran fervor por la población al facilitarles la vida y comer platos “muy ricos”. Productos llenos de químicos y manipulaciones a un buen precio, luego ¿quién puede resistirse a ello…?

Muy lista la industria alimentaria.

Así de esta forma a lo largo de estas 3-4 décadas y de forma más acelerada en la última década, se han ido dejando de lado los alimentos para dar paso a los comestibles y “preparados saludables”. Dichos comestibles y preparados se pueden comer, pero no podemos nutrirnos de ellos.

El ser humano puede comer de todo, 
pero no alimentarse de todo.

En los establecimientos y superficies de alimentación se encuentran básicamente comestibles, preparados y alimentos desnaturalizados. La manipulación de los alimentos los deja exentos de sus nutrientes principales, como minerales, oligoelementos, vitaminas y antioxidantes entre otros.

A su vez han aumentado considerablemente la ingesta de calorías vacías, muy perjudiciales para la salud. Al contrario de las calorías nutricionales, que son muy saludables, pues proceden de alimentos completos que mantienen toda su pureza y perfección natural.

La mayoría de los alimentos han perdido un elevado porcentaje de nutrientes, poco acusado en los ecológicos y muy acusado en los convencionales, por ello que a nuestro cuerpo le falte energía vital y capacidad para defenderse ante cualquier imperfección, contagio o contaminación.

Por todo ello, volviendo al tema principal que es protegernos ante el virus y estar saludables, no debemos centrar la atención en la protección externa, que puede proteger algo pero a su vez perjudicar. Por ejemplo: tanto alcohol en las manos que destruye el ph de la piel, nuestra primera barrera de defensa. Con las mascarillas, inhalamos constantemente el anhídrido carbónico que exhalamos. Y así con todo lo demás.

A nivel interno en los meses pasados se agotaron todos los suplementos de vitamina C, D, antivirales naturales y demás productos de eficacia o no eficacia ¿porqué? Porque queremos todo fácil, es cómodo tomar una pastilla o 2-5 -10 ….las que sean, pero cuesta comer saludable. Es lamentable que muchas personas han tirado mucho dinero en ayudas sin consejo profesional, pues estos suplementos y otros, dependen mucho de cada persona en particular, su estado de salud y si toman alguna medicación o no. A su vez hay que tener en cuenta que varían mucho su efectividad si se toman en fase de prevención, contagio o recuperación.

Por ello, consejo profesional: invertirás un dinero en una visita profesional, pero te ahorrarás en productos innecesarios. No escatimes en tu salud.

Un estilo de vida saludable, donde destacamos en este post la alimentación, es lo más importante para mantener el cuerpo limpio, saludable y con un sistema inmunológico fuerte a través de un sistema digestivo trabajando en óptimas condiciones y una sangre bien nutrida. Esta es la clave.

En nuestro centro trabajamos la alimentación saludable consciente de forma totalmente personalizada, según método desarrollado por Ángel Pavón y que tantas personas se han beneficiado a lo largo de los años.

Y como no, apoyarse en el día a día de plantas medicinales, las grandes curanderas de la naturaleza. Equinácea, estrágalo, saúco, tomillo, ortiga, jengibre…

Estamos viviendo unos tiempos sin precedentes, donde no podemos dejarnos arrastrar por el miedo, la pereza ni la manipulación mediática, sino que debemos de implicarnos con toda nuestra fuerza en nuestra salud, pues de ello depende, de nuestra implicación consciente.

Ahora en verano con el inicio de vacaciones los virus de nuevo se están activando, nuevos contagios, incluso en personas jóvenes. Esto coincide con la falta de precauciones, pero también con el verano que es la estación en que peor come la gran mayoría de la población. Pizzas, bocatas, harinas refinadas, una ensalada cualquiera, excesos de frutas, refrescos, cervezas, chips, helados, azúcares, bebidas muy frías……

No es de extrañar tantos contagios, y es una pena.

Pasteur, casi al final de su vida se dio cuenta que había estado equivocado y rectificó diciendo “el germen no es nada, el terreno lo es todo”. Por ello al estar el terreno (organismo) empobrecido, contaminado e inflamado, los gérmenes están en su ambiente ideal.

¿Quieres saber qué necesita tu cuerpo para equilibrarse y estar saludable y protegido?
¿Quieres saber qué alimentos te benefician y cuáles no?
¿Qué plantas medicinales son las ideales para ti?
¿Cómo llevar un estilo de vida saludable?

Te esperamos en nuestros centros, reserva hora
Si todavía no lo estás, suscríbete a nuestra newsletter
Y Síguenos en nuestras redes sociales: Facebook Instagram

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies