Alimentación, gran medicina.

¿Existe una alimentación universal para todos?

¿Existe una dieta perfecta?

¿Existe un tratamiento único?

En estas semanas están surgiendo en internet profesionales y aficionados a la nutrición cada uno con sus teorías, sobre lo que es bueno y lo que no para la salud y sobre todo para estos momentos de contagio vírico.

Es importante tener en cuenta que no por comer mucho de un alimento, vamos a evitar contagios o curarse antes, lo mismo que no por tomar mucho de un suplemento.

Hay que ser conscientes que cada persona tenemos unas necesidades  nutricionales y de estilo de vida para poder mantener nuestro cuerpo sano, fuerte y protegido. Luego los alimentos y alimentación que necesitamos depende de estos factores. Lo mismo que hay que tener en cuenta que para nada es lo mismo la alimentación y suplementación que necesita una persona para prevenir contagio, que para tratarlo si se ha contagiado, con lo que necesitará en la fase de recuperación. ¿Por qué es importante esto? Porque de ello depende nuestra salud, que evitemos o nos recuperemos lo antes posible y con las mínimas secuelas.

Además la alimentación, en cualquier momento, debe de estar por encima de lo que nos apetece de manera momentánea  por deseo, pues los deseos y caprichos los genera un estado de desequilibrio orgánico, mental o emocional, y serán perjudiciales para nuestro cuerpo. No se trata de luchar contra nuestra mente, sino de comprenderla y reconducirla.

No se trata de hacer o tomar algo por ponerse de moda, sino hacer y tomar con conciencia según nuestras necesidades para mantener el equilibrio y salud.

 

Por ello, en estos momentos y otras situaciones, que todo el mundo opina y la información vuela por internet, utilizar el sentido común, y hacer seguimiento profesional de confianza, con el profesional que  tengáis más confianza, pero alejaros de tanto falso mito y oportunismo . Con la salud no se juega.

En estos momentos, no bajemos la guardia. Al pasar más tiempo en casa, apetecen hacer y comer más dulces, picar más e incluso consumir más harinas. Demos prioridad a nuestras necesidades actuales, ya tendremos tiempo de comer diferente, darnos algún capricho y disfrutar.

Os recomiendo las siguientes lecturas:

https://angelpavonterapeuta.com/2018/03/09/alimentacion-optima-una-vida-saludable/

https://angelpavonterapeuta.com/2019/04/14/relacion-enfermedades-con-la-forma-de-alimentarnos/

 

Ángel Pavón/Terapeutas

Terapeuta Facilitador de Salud

Especializado en Naturopatía, Estilos de Vida Saludable, Alimentación Saludable Consciente, Coach Nutricional, Ortomolecular, Homeopatía, Flores de Bach, Técnicas de Control Mental, Reiki y Desarrollo Humano.

“Mi profesión y dedicación es ayudar a las personas que quieren mejorar su vida, cuidarse, eliminar sus molestias de cualquier tipo, recuperar y mantener la buena salud, para así poder vivir con bienestar, vitalidad, plenitud, autoestima, felicidad y satisfacción”

 

Le recomendamos que visite  y nos siga en nuestro Facebook

Un comentario sobre “Alimentación, gran medicina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *