Habas, estamos en plena temporada

Haba ( Vicia Faba)

Tradicional planta primaveral que llena nuestras huertas de sus ricos y saludables frutos para consumir frescos e incluso secar y consumir durante todo el año.

Perteneciente a la familia de las leguminosas, las habas son un gran manjar lleno de vitaminas, minerales, y antioxidantes entre otros destacados nutrientes.

Son muy nutritivas y a la vez bajas en calorías pues poseen un alto contenido hídrico ( un 75% aproximadamente). Ricas en carbohidratos de lenta asimilación lo que las hace muy saludables y energéticas, y en aminoácidos azufrados, ideales para la detoxificación del organismo, especialmente del hígado.

Entre sus vitaminas cabe destacar el grupo B, sobre todo B1, B2, B3 y B9 o ácido fólico imprescindible en el embarazo y en determinados casos de salud.

Entre sus minerales cabe destacar el hierro, magnesio, manganeso, cobre y zinc.

Su consumo correcto, como en el resto de las leguminosas,  puede ayudar a reducir el colesterol, regular las glucemias, reducir hipertensión, favorecen la fertilidad, pueden reducir  los síntomas de migrañas.  Cabe destacar que para disfrutar de estas propiedades hay que hacer un buen uso de ellas, cocinarlas correctamente, siempre combinadas con un poco de cereal para poder obtener proteínas completas, y no combinarlas con producto animal ni grasas.

Si que hay que tener en cuenta que las habas al ser ricas en fibras insolubles, pueden dar flatulencias sobre todo en personas con sistema digestivo débil. Por lo que deben de hervirse muy bien y siempre con laurel, comino y alga Kombu.

Receta legumbres frescas de primavera

  • 200 g de guisantes desgranados
  •  200 g de habas tiernas desgranadas
  • 100gr de mijo
  •  2 puerros
  •  2-3 ajetes tiernos
  •  200ml de vino blanco
  •  Aceite de oliva de 1ª presión en frío
  •  Sal, pimienta, hierbabuena, laurel, comino
  • Opcional: alga kombu

 

En una cazuela, con un buen chorro de aceite de oliva, pochar  los ajetes y los puerros.  Cuando estén casi pochados añadir las habas previamente hervidas, las especias, saltear un poco y añadir el vino blanco.

Dejar evaporarse un poco el vino y cubrir todo con caldo vegetal o agua.
Dejar cocinarse a fuego lento durante 20 minutos con la cazuela tapada. Pasado este tiempo añadir los guisantes previamente hervidos y hervir todo durante 15-20 minutos más. El tiempo depende de si los guisantes son más o menos tiernos. y, si es necesario, un poco más de agua y continuar la cocción hasta que todo esté cocido (con 10-15 minutos más tendremos suficiente).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *