Dormir Saludable como Fuente de Salud

Dormir Saludable como Fuente de Salud

El sueño es un mecanismo natural del cuerpo imprescindible para la vida, por ello debemos de dormir unas 8 horas aproximadamente, aunque este tiempo puede variar de unas personas a otras según muchas condiciones. Pero en cualquier caso el sueño debe de ser plácido, reparador y despertar por la mañana lleno/a de energía.

Mientras dormimos nuestro organismo elimina toxinas físicas, mentales, emocionales e incluso energéticas. Repara los daños producidos en el cuerpo durante el día, y optimiza las funciones cognitivas y emocionales.

Hasta tal punto que incluso el apetito está regulado por la calidad del sueño, así como también que se pueda adelgazar de forma más fácil, aumentar la musculatura, memorizar mejor, relaciones sexuales más placenteras, y muchas funciones más.

Dormir adecuadamente es tan importante como el aire que respiramos, pero no hay consciencia de ello, por lo que nos vamos tarde a la cama e incluso a veces con pantallas luminosas, sin darnos cuenta que estamos alterando nuestro reloj biológico y dañando seriamente el sistema inmunológico.

El sueño correcto también es un gran antioxidante.

Nos pasamos 1/3 de nuestra vida durmiendo, y esto se traduce en unas 8 horas diarias. Pero un 30% de la población no lo tiene tan fácil, es decir, sufren de insomnio.

Las causas del insomnio pueden ser diversas, aunque las principales son el estrés, agotamiento, exceso de actividad mental, preocupación, conflictos, alimentación incorrecta, vida desordenada, etc.

Hoy en día hay un abuso de somníferos, tranquilizantes e hipnóticos, drogas tan consumidas como el alcohol, tabaco y otras sustancias. Recordemos que éstas solo deben de ser tomadas bajo supervisión del facultativo médico.

Hay quienes no quieren tomar estas sustancias y optan por productos naturales, pero no son la solución.

La solución al insomnio es estudiar cada caso en particular y restablecer un orden de vida correcto. Con la ayuda de alguna sustancia natural de forma inicial, para ir dejándola posteriormente. El cuerpo tiene los recursos propios para un sueño reparador, tan solo debemos ayudarlo con el medio correcto.

Uno buenos aliados al respecto es higiene mental y emocional, respetar nuestro reloj biológico, alimentación correcta, contacto con la naturaleza, evitar llevarse el trabajo a casa, evitar pantallas luminosas por la noche, hacer uso de infusiones relajantes, meditación y técnicas de relajación.

Y bajo seguimiento profesional da muy buen resultado la nutrición, homeopatía, flores de Bach, aromaterapia, Reiki y Masaje.

Felices sueños

 

Un comentario sobre “Dormir Saludable como Fuente de Salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *