Cambia tu pensamiento para que cambie tu vida.

Pensamiento

El poder del pensamiento es inmenso, mucho más de lo que nos podemos imaginar, tanto que es el propio pensamiento el que crea nuestra realidad y la forma en que reaccionamos ante ella.

Nuestros pensamientos crean amplias redes nerviosas y emocionales internas, escribiendo así la historia de nuestra vida.

Tan poderoso es nuestro pensamiento que puede crear lo mismo tanto si lo ve con los propios ojos, que si lo imagina. Y de la misma forma puede crear todo lo necesario en nuestra vida para que así se viva y tenga.

Hay personas que pasan por la vida con las gafas oscuras, por ello son incapaces de intuir todas las maravillosas posibilidades que les envuelven y se pierden la magia y plenitud de la vida. Otras en cambio llevan siempre puestas las gafas claritas y sus pensamientos crean en ellas una realidad positiva y son muy felices.

Esta es la diferencia entre unas personas y otras. Por ello no hay que quedarse atrapados en la buena o mala suerte, pues todo es el resultado de nuestros pensamientos y acciones.

“Hay que creer para ver y no ver para creer”

Aprendamos a ver el mundo en tecnicolor, y disfrutemos de la vida en positivo.

Cabe tener en cuenta que hay varios factores que afectan negativamente al pensamiento positivo:

-Estrés: Alteran la funcionalidad neuronal.
-Alimentación: aporta mucho más que nutrientes, en este caso vamos a destacar la información y luz, algo imprescindible a nivel neuronal.
-Contaminación externa: especialmente ambiental y electromagnética.

Podríamos citar varios más, pero estos tres son los más importantes.

Todos podemos y debemos ser los creadores de la realidad que queremos, para ello aconsejamos una alimentación consciente ( que no es lo mismo que saludable), evitar el estrés y respetar nuestro reloj biológico sincronizado éste con la naturaleza.

Si considera estos aspectos desde nuestros centros podemos ayudarles para que puedan ustedes mismos crear una vida positiva, vivir felices y con satisfacción.

Recordar que somos los arquitectos de nuestra vida. Todos nuestros pensamientos son creadores, en positivo o negativo. De nosotros depende nuestra realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *