Operación Verano

Ya adentrados en estas fechas en las que empiezan los calores y las personas comienzan a sacar la ropa del verano anterior y ven que no les cabe, seguro que el primer pensamiento es “ me tengo que perder a dieta” y este es el primer error que se suele cometer, el haber llevado una alimentación incompleta y en este momento como hay poco tiempo, comenzar dieta de pérdida de peso rápido.

Todas las dietas de pérdida de peso rápido están basadas ingerir un exceso de proteínas y en la restricción calórica y de nutrientes, lo que pone al organismo en peligro a largo plazo. Además de la ingesta de varios productos “milagrosos” que tan solo benefician al fabricante.

Todas las personas que hacen este tipo de dietas seguidas de forma propia o por centros dedicados a ello, bajan de peso y posiblemente de volumen, pero no es bajada del peso real que necesitamos bajar, sino que  es pérdida de líquidos y músculo, pero se siguen quedando con la grasa.

Varios son los inconvenientes de estas dietas, entre los que podemos destacar la pérdida de masa muscular, descalcificación, estreñimiento, apatía, mal humor, carencias de nutrientes, hambre, excesiva ingesta de productos que son pan para hoy y hambre para mañana, porque en cuanto se dejan el cuerpo vuelve a recuperar lo perdido, lo que se conoce como “efecto yoyó”.

Y son dietas que por sus cualidades, no se pueden ni deben mantener durante mucho tiempo, pues pueden ser el origen de muchos problemas de salud, especialmente en la mujer.

En nuestros centros apostamos por la alimentación consciente personalizada, pues es la que realmente nos va a ayudar a equilibrar nuestro organismo y bajar el peso sobrante o subirlo según cada persona necesite, además de corregir los desarreglos que llevaron hasta el momento actual previo a comenzar las pautas necesarias.

Luego la pérdida de peso siempre debe de ir acompañada de ganancia de salud, y estabilizar a la persona para no volver a recuperar lo perdido.

Si lo consideran les esperamos en nuestros centros, donde pueden comenzar a avanzar hacia el bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *